50 países pactan en secreto un tratado aún más antidemocrático y neoliberal que el TTIP

Viñeta de Wikileaks sobre el acuerdo TiSA.


Carlos Enrique Bayo

Wikileaks filtra el contenido de las negociaciones clandestinas entre medio centenar de gobiernos para establecer un acuerdo mundial secreto de comercio internacional de servicios que estará por encima de todas las regulaciones y normativas estatales y parlamentarias, en beneficio de las corporaciones.El secretista tratado de libre comercio TTIP entre EEUU y la UE parecía imbatible como Caballo de Troya de las multinacionales. Pero en realidad es casi una cortina de humo para tapar la verdadera alianza neoliberal planetaria: el Trade in Services Agreement (TiSA), un acuerdo todavía más antidemocrático de intercambio de servicios entre medio centenar de países, incluida España, que no sólo se está negociando en el más absoluto de los secretos sino que se pretende que siga clasificado, oculto al conocimiento público, durante otros cinco años cuando ya haya entrado en vigor y esté condicionando el 68,2% del comercio mundial de servicios.El nivel de encubrimiento con el que se elaboran los artículos y anexos del TiSA –que cubren todos los campos, desde telecomunicaciones y comercio electrónico hasta servicios financieros, seguros y transportes– es incluso superior al del Trans-Pacific Partnership Agreement (TPPA) entre Washington y sus socios asiáticos, para el que se prevén cuatro años de vigencia en la clandestinidad. Sin embargo, Público ha accedido –gracias a su colaboración con Wikileaks–, en exclusiva para España, a los documentos originales reservados de la negociación en curso, donde queda patente que se está construyendo un complejo entramado de normas y reglas diseñadas para evadir las regulaciones estatales y burlar los controles parlamentarios sobre el mercado global.Los asociados periodísticos de Wikileaks que participan junto a Público en esta exclusiva mundial son: The Age (Australia), Süddeutsche Zeitung (Alemania), Kathimerini (Grecia),Kjarninn (Islandia), L’Espresso (Italia), La Jornada (México), Punto24 (Turquía), OWINFS (Estados Unidos) y Brecha (Uruguay).Además, el TiSA es impulsado por los mismos gobiernos (EEUU y los de la UE) que impusieron el fallido modelo financiero desregulado de la Organización Mundial de Comercio (OMC) y que provocaron la crisis financiera global de 2007-2008 (el crash del casino bursátil mundial simbolizado por el hundimiento de Lehman Brothers) que arrastró a las economías occidentales y todavía estamos pagando tras casi un decenio de austeridad empobrecedora, recortes sociales y rescates bancarios. Y lo que precisamente trata de imponer este nuevo pacto neoliberal mundial es la continuidad e intensificación de ese sistema, en beneficio desorbitado de las grandes compañías privadas transnacionales y atando las manos de gobiernos e instituciones públicas.Esos objetivos son evidentes en la intención de mantener el tratado secreto durante años, puesto que así se impide que los gobiernos que lo ejecutan tengan que rendir cuentas ante sus parlamentos y ciudadanos. También es patente la intención fraudulenta de esa negociación clandestina por su descarada violación de la Convención de Viena sobre la Ley de Tratados, que requiere trabajos preparatorios y debates previos entre expertos y académicos, agencias no gubernamentales, partidos políticos y otros actores… algo a todo punto imposible cuando la elaboración de un acuerdo se efectúa en estricto secreto y a escondidas de la luz pública.Por el momento, los gobiernos implicados en la negociación secreta del TiSA son: Australia, Canada, Chile, Colombia, Corea del Sur, Costa Rica, Estados Unidos, Hong Kong, Islandia, Israel, Japón, Liechtenstein, México, Nueva Zelanda, Noruega, Pakistán, Panamá, Paraguay, Perú, Suiza, Taiwán, Turquía y la Comisión Europea, en representación de los 28 países miembros de la UE, pese a ser un organismo no electo por sufragio universal. Además, entre los socios hay tres paraísos fiscales declarados, que participan activamente en la elaboración de los artículos, especialmente Suiza.

Los textos de la negociación secreta del TiSA que ahora desvela Wikileaks muestran que lo que se pretende es eliminar todos los controles y obstáculos para la liberalización global de los servicios financieros, suprimiendo todo límite a sus instituciones y cualquier restricción a sus productos innovadores, a pesar de que fueron precisamente esos inventos financieros, como los derivados o los CDS (credit default swaps) –auténticas apuestas sobre posibles quiebras–, los que generaron la burbuja bursátil mundial que al estallar en 2007-2008 destruyó los fundamentos económicos de las potencias occidentales y obligó al rescate de esas entidades con cientos de miles de millones en fondos públicos.

Hace un año, Wikileaks ya filtró una pequeña parte de la negociación del TiSA (el anexo referido a Servicios Financieros, a fecha 19 de junio de 2014), pero hasta hoy no se había tenido acceso a las actas de las negociaciones secretas sobre todos los aspectos que cubrirá el futuro acuerdo: Finanzas (lo acordado a 23 de febrero de 2015), Telecomunicaciones, Comercio Electrónico, Transporte Aéreo y Marítimo, Distribución y Envíos, Servicios Profesionales, Transparencia, Movimientos de Personas Físicas, Regulaciones Nacionales Internas, Servicios Postales Universales…

Público ha tenido incluso acceso a las notas internas sobre las negociaciones con Israel y Turquía para que se adhiriesen al tratado secreto, algo que en cambio se negó a China y Uruguay cuando lo solicitaron, probablemente temiendo que filtrarían los contenidos del pacto en cuanto comprendieran el alcance de lo que se pretende.

Es revelador el listado de las naciones latinoamericanas que participan en el TiSA, todas ellas fieles aliadas de EEUU como Colombia, México y Panamá (paraíso fiscal que es muy activo en la negociación), así como la exclusión no sólo de los países bolivarianos sino incluso de Brasil y otras potencias regionales de las que Washington no se fía. En realidad, todas las potencias emergentes del llamado BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Suráfrica) han quedado apartadas del tratado secreto, precisamente porque serán las que más pierdan al aplicarse las condiciones pactadas.

No cabe duda de que se busca impedir el debate que reclamaron muchos países, sobre todo Ecuador, tras el crash financiero sobre las razones que lo provocaron y las soluciones para que no vuelva a producirse. EEUU, Canadá, Australia, Suiza y la UE se opusieron frontalmente incluso a las conclusiones de la Comisión Stiglitz de la ONU, en 2009, negándose a aceptar la evidente relación entre la desregulación bancaria/bursátil y la crisis, y en 2013 bloquearon todo intento de discutirlo en el seno de la OMC.

Entre lo más sarcástico del contenido del TiSA que ahora sale a la luz está la exigencia de transparencia total a las autoridades nacionales, que deberán anunciar de antemano y abrir a discusión previa todas las regulaciones y normativas que se dispongan a aplicar, asegurando así que las grandes corporaciones y los lobbies comerciales internacionales tengan tiempo y recursos para contrarrestar, modificar o incluso impedir esas decisiones soberanas en función de sus intereses.

Una imposición a los estamentos públicos que exigen los que no sólo pactan en secreto su propio modus operandi, sino que incluso pretenden que sus acuerdos ya en vigor permanezcan durante años como top secret, negando a los órganos de la soberanía popular hasta el conocimiento de las reglas que van a aplicar los gobiernos de cada país en sus relaciones internacionales.

En cambio, los acuerdos del TiSA –que se negocian al margen del Acuerdo General de Comercio en Servicios (GATS) y de la OMC– toman en cuenta todas y cada una de las exigencias de la industria financiera de Wall Street y la City londinense, así como los intereses de las grandes corporaciones multinacionales, para las que el tratado no sólo no es secreto sino su propio engendro. Como alertó hace meses la catedrática de Derecho de la Universidad de Auckland (Nueva Zelanda), Jane Kelsey, “el mayor peligro es que el TiSA impedirá a los gobiernos fortalecer las reglas del sector financiero”.

Diseñado en estrecha consulta con ese sector financiero mundial, el TiSA obligará a los gobiernos firmantes a apuntalar y ampliar la desregulación y liberalización bursátil causantes de la crisis; les quitará el derecho de mantener y controlar los datos financieros dentro de sus territorios; los forzará a aceptar derivados crediticios tóxicos; y los atará de manos si tratan de adoptar medidas para impedir o responder a otra recesión inducida por el neoliberalismo. Y todo ello será impuesto por unos acuerdos secretos, sin que la opinión pública se pueda enterar de los verdaderos motivos que arrastran su sociedad a la ruina.

A menos que los órganos de la soberanía popular impidan este golpe de Estado económico mundial.

Fuente: http://www.publico.es/internacional/wikileaks/50-paises-pactan-secreto-tratado.html

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=200617

Las bandas organizadas de delincuentes “de cuello y corbata” incrustadas en cada uno de estos países no duermen y quieren asegurarse de mantener sus privilegios a costa de seguir explotando al 99% del mundo en una especie de nuevo “Colonialismo del S-21″.

¿Saben que tienen en comun todos esos 50 países? Gobiernos de derecha, Neoliberales, lo que significa en términos sencillos “vendepatrias”y empresarios sin escrúpulos.

Esta noticia, ciertamente no será difundida y menos discutida en ningún medio nacional.  Básicamente lo que quieren es que todos estos países abran sus puertas a “la rapiña transnacional” para que hagan lo que quieran con esos países, solo vean lo que han hecho con Grecia. Xel

, , , , ,

No Comments

El “juego sucio” no es asunto alemán

La rudeza y las triquiñuelas que han aparecido en la Copa América han llamado la atención en Alemania, cuyo fútbol rechaza este tipo de actitudes y le da gran importancia a los valores del Juego Limpio.

El chileno Gonzalo Jara en el bochornoso incidente que le dio la vuelta al mundo.

Gonzalo Jara, ¿sin futuro en la Bundesliga? 

Un futbolista que le coge el trasero a su rival para provocarlo; partidos consecutivos en los que el árbitro debe mostrar hasta ocho tarjetas amarillas para aplacar los ánimos de los jugadores; estrellas internacionales que pierden la cabeza y se tornan agresivos; expulsiones a granel, y acciones polémicas generadas por el juego sucio de los equipos.

Sobre esto escribe la prensa alemana al informar de la Copa América, un evento que ha sido calificado como “una fiesta de emociones exacerbadas” en la que los jugadores pueden “desfogar su machismo” (Spiegel Online). En Alemania la forma como se práctica el balompié en el torneo en Chile es ajena, distante, y tiene poco que ver con el Juego Limpio, un concepto que en el país hace parte de la formación integral de los futbolistas.

“La buena conducta no debe entenderse como algo que pone en riesgo el éxito” explica la Federación Alemana de Fútbol (DFB) el valor del Juego Limpio. Ese principio permite entender mejor por qué el Maguncia, el club en la Bundesliga del chileno Gonzalo Jara, reaccionó de forma tan categórica, distanciándose del comportamiento de su jugador en la Copa América.

Y es que los modelos de comportamiento que propone el fútbol alemán llevan otros nombres, por ejemplo Miroslav Klose, Aaron Hunt, o Till Bartlog, todos ellos ganadores de la Medalla al Juego Limpio que otorga la DFB desde hace casi tres décadas.

Klose, el máximo goleador de los Mundiales, la ganó tras oponerse a sacarle provecho a un error arbitral. El delantero alemán, en un partido en Italia, anotó un gol con ayuda de la mano y le pidió al árbitro no reconocerlo, aceptando su propia falta.

A Hunt se le premió la honestidad, puesta de manifiesto al corregir al juez central en su decisión de otorgar un penal a su favor por una falta que no existió. Bartlog, un chico de apenas 10 años, obtuvo la medalla por haber desacelerado el ritmo de juego de su equipo, sacrificando la oportunidad de anotar un gol y ganar el partido, hasta que un jugador rival pudiera recoger y volver a ponerse las gafas que había perdido en un duelo por el balón.

Este tipo de actitudes no son inusuales en Alemania, algo que las estadísticas documentan: en la historia de la selección nacional apenas se registran 23 futbolistas expulsados. Además, el campeón del Mundial fue uno de los equipos que menos faltas cometió en Brasil 2014. Y en la temporada pasada únicamente se mostró la tarjeta roja en 53 ocasiones durante 306 partidos de la Bundesliga.

Allí varios de los incidentes graves recientes fueron protagonizados por futbolistas latinoamericanos presentes en la Copa América. En el 2010 Paolo Guerrero le lanzó una botella a un espectador, y dos años más tarde agredió al arquero Sven Ulreich por la espalda. Su falta fue considerada “la peor del año”, al final del cual el delantero peruano abandonó Alemania.

Su compatriota Carlos Zambrano, quien todavía juega en la Bundesliga, también alcanzó notoriedad luego de escupir a un rival. Su acción copió el ataque del argentino Javier Pinola (Nuremberg) en el 2010 a la estrella alemana Bastian Schweinsteiger, quien internacionalmente se convirtió en símbolo del juego limpio y la caballerosidad en el fútbol por su noble gesto de siempre consolar a los derrotados durante el Mundial de Brasil 2014.

FUENTE: http://www.dw.com/es/el-juego-sucio-no-es-asunto-alemán/a-18551143

Es bueno saber que en Alemania privilegian el deporte y juego limpio, como tiene que ser. Les faltó comentar el incidente de un árbitro con Messi ante la rudeza del juego:  ”Le pregunté por qué permitía tantos golpes”. La respuesta del colegiado, tajante. “Esto es América y así se juega aquí”, que tal?

Solo puedo comentar que no se trata solo de fútbol, hay mucho mas de fondo. Solo espero que las mismas prácticas deportivas y valores que pretenden promover en Alemania la apliquen a todo, incluso con Grecia y su economía.  ¿Quién le esta “metiendo el dedo” a Grecia? ^_^

Grecia se convierte en el primer país desarrollado en no pagar deuda al FMI. Jun. 30 2015

25 verdades de Alexis Tsipras sobre el chantaje del lobby financiero internacional

Xel

, , , , , , ,

No Comments

Asi trabajan los contrabandistas de bebidas alcohólicas en Bolivia

Unas 30 marcas son internadas ilícitamente por diez puntos fronterizos

La Aduana Nacional de Bolivia indica que los malhechores utilizan técnicas de la mafia italiana de los años 20′s.

Contrabandistas internan bebidas de Brasil por la ciudad fronteriza de Guayaramerín. Fotos: Wara Vargas, Miguel Carrasco, Marilyn Choque, Aduana Nacional de Bolivia, Senasag Oruro y Fundación FAUTAPO

La Razón (Edición Impresa) / Marilyn Choque

00:00 / 29 de junio de 2015

Los contrabandistas de bebidas alcohólicas en Bolivia utilizan las técnicas de la mafia italiana de los años 20, pero con la tecnología del siglo XXI, afirma la presidenta de la Aduana Nacional de Bolivia (ANB), Marlene Ardaya, al describir esta millonaria actividad ilegal.

El 70% de las bebidas alcohólicas que ingresan al mercado boliviano es internado por diez puntos fronterizos. Decenas de clanes familiares, con un alto nivel de organización, con ingentes recursos y equipos de tecnología de punta, utilizan técnicas de la mafia italiana para burlar los controles aduaneros, generando millonarias pérdidas (se calcula unos $us 100 millones al año) y arriesgando la salud de los consumidores. Según las autoridades de diversas instituciones, unas 30 marcas de whisky, ron, vodka, vino y cerveza ingresan vía contrabando y son comercializadas en mercados, licorerías, tiendas, discotecas y bares.

Cada día, lejos de los puestos fronterizos, dos a tres vehículos, por lo general indocumentados, se ubican a cinco kilómetros de los camiones de alto tonelaje que transportan cajas de bebidas alcohólicas, valuadas en cientos de miles de dólares. Los contrabandistas, algunos con armas sofisticadas, realizan un reconocimiento previo a las rutas clandestinas para ingresar la carga ilegal a territorio boliviano. A través de teléfonos satelitales alertan si los efectivos del Control Operativo Aduanero (COA) realizan o no el patrullaje. De esta manera, evitan el decomiso de gran parte de su mercadería.

Read the rest of this entry »

, , , ,

No Comments

Tres mapas para entender cómo circula la droga por el planeta

Según datos del informe anual de la ONU, en el mundo hay unos 27 millones de “consumidores problemáticos de drogas”, a los que se suman los 246 millones de personas que probaron alguna droga ilícita en algún momento a lo largo de 2013. Ese mismo año en el mercado internacional aparecieron 450 nuevas sustancias psicoactivas perjudiciales para la salud, una cifra que aumentó un 20%, hasta 541, en 2014.

Solo en 2013 el número de muertes relacionadas con el consumo de drogas fue de 187.100 personas, y la cifra prácticamente no ha variado a lo largo de los últimos años, denuncia la Oficina de la ONU contra la Droga y el Delito (UNODC) en su nuevo informe sobre las últimas novedades en los mercados mundiales de la droga. Según el documento, la cocaína sigue siendo la droga que mayor preocupación suscita en América Latina y el Caribe, mientras que el consumo de opiáceos (heroína, morfina y opio) se ha mantenido estable a nivel mundial.

Los mayores productores de opiáceos siguen siendo Afganistán, Birmania, Laos, México y Colombia. A su vez, ColombiaBolivia Perú son los tres mayores suministradores de cocaína. En cambio, las drogas sintéticas como el éxtasis, las anfetaminas y las metanfetaminas se producen en todo el mundo. La UNODC ha analizado los datos a su alcance y ha elaborado mapas de las rutas de circulación de las drogas por todo el planeta.

FUENTE: http://actualidad.rt.com/sociedad/178676-mapas-flujos-droga-planeta  (mapas originales)

El mejor negocio del mundo y el orígen de las desigualdades y la barbarie del modelo Capitalista vigente en estos 3 mapas que tienen como fuente a la ONU y todos sabemos que la ONU responde a los intereses de EE.UU. asi que tomen esta información “con pinzas” y noten que EE.UU. no aparece como productor de nada, son unos “angelitos” que solo son víctima y los mejores consumidores de drogas.  ^_^

También se puede notar que los centros de producción de drogas esta “controlado” militar y políticamente  por EE.UU.  Tienen allí sus mas grandes y “activas” bases militares. Quién controla “la carga” que transportan sus aviones militares?

No figura el mapa de la marihuana, ¿por qué será no? Ya no la consideran una droga? Será que su consumo es tan generalizado en los países desarrollados que pronto la venderan en las farmacias y luego en todas las cadenas de supermercados? O será porque es imposible controlar por “el imperio genocida” porque cada consumidor en todo el mundo tiene “su propia plantita”? No hay mafia, ni cartel, ni DEA que pueda controlar y resistir semejante competencia? ^_^ Xel

, , , , , ,

No Comments

Evo y el Estado “Laiku-Laiku”

Guido Roberto Peredo Montano

“Históricamente políticos y curas han comido mucho mejor que los gobernados (ovejas)”.

La separación entre el Estado y la Religión (Dios creador) es la base de la democracia moderna: aunque el debate en esta parte del mundo se inicia hace siglo y medio, cuando Alexis de Tocqueville (sociólogo francés) llega a USA en 1830 para analizar las razones del éxito de un estado separado de la religión. Ferviente “católico, apostólico y romano” acogió con gran admiración la separación estricta entre instituciones.

En los países del Norte de Europa, (incluso Canadá) donde la calidad de vida es el más elevada del mundo (acceso irrestricto a todo servicio social) la religión (Dios) no tiene ninguna influencia en la política pública. No se elaboran leyes de salubridad y /o políticas económicas pensado en Dios y mucho menos en la opinión del cura de barrio. El rol del estado es precautelar la seguridad e integridad de los individuos, sin importar su credo. La religión debe ser relegada al plano individual; solo así, la sociedad desarrolla plenamente en libertad; pues la vida social y el contrato social, por la que el individuo se ‘liga al estado’ no será excluyente.

Bajo esa lógica, ante el estado (la Ley) un cura Pederasta, (violador) no puede recibir como castigo ‘rezar 20 ave-marías’; mientras por el mismo crimen, un político (diré diputado por el MAS) recibir una pena de 30 años de cárcel. Tu estatus y tu rol en la sociedad, por más divinos que creas que sean, o por más influencia que tengas en la política, no debe crear privilegios ante la Ley; y esa es la auto-crítica que aplaudo del Papa Francisco.

Durante siglos la Iglesia Católica hace negocio vendiendo sacramentos e indulgencias (desde el matrimonio y hasta la Misa de 9 días); por ello, cuando me vienen con el cuanto de que ‘su obra es designo de dios’ ¡no les doy crédito!…Históricamente políticos y curas han comido mucho mejor que los gobernados (ovejas). Habrá que reconocer que durante el gobierno del presidente Evo Morales se han dado importantes cambios sociales; sin embargo, bajo ningún precepto un estado Laico debe, ni puede gastar dinero público para auspiciar la llegada del Papa (reitero mis respetos a Francisco), que en mi opinión, juega en el equipo equivocado.

Evo se llena la boca vendiendo su Pacha-mamismo y resulta que ‘le van a meter nomas’ a todos los parques y reservas naturales; han criminalizado la crítica por constructiva que sea. No estoy cuestionando la ética de los creyentes; pero cada vez que quiero ver a los Enanitos Verdes, o a mi líder espiritual, (el Sol) pago con mi dinero y hago el sacrificio de levantarme temprano.

Pero dado el ‘utilitarismo maniqueo’ que el gobierno hace con todo evento donde la masa se reúne, puedo asegurar que (hoy) ni traer al Papa; ni construir más ‘estadiums’ son garantía de más votos. Conventos y seminarios donde adoctrinaban jóvenes tampoco van a llenarse (nunca más) y ello es bueno para la sociedad que debe desarrollarse en base a la diversidad social, y cultural libre de todo adoctrinamiento religioso, que divide la sociedad entre pecadores y santitos.

En países donde la religión es fuerte, la calidad de vida y el nivel de desarrollo material de su sociedad tienden a ser inferiores a aquellas donde NO se practica religión alguna. Está claro, que Evo y el Vicepresidente, ‘se bailan bien en este Estado de Laiku-Laikus’… gozan de sus ‘trastornos de personalidad’ crónicos y se olvidan, cuando les conviene, que un estado moderno es un estado Laico y que una democracia efectiva se basa en la alternancia del poder…solo así se garantiza libertades individuales, colectivas y transparencia en el gasto público. La base de la religión y del poder político siempre fue mantener la supremacía del macho sobre la mujer y sobre el medio ambiente.

Ateo Militante-Evista desencantado.

FUENTE: http://www.bolpress.com/art.php?Cod=2015062102

Lo que pasa es que los cambios en este campo de la religión y su relación de poder e influencia en la sociedad no son rápidos en el tiempo, son procesos lentos. Y aunque en los papeles ya somos un Estado Laico en la realidad basta observar en estos días, hasta que punto EN APARIENCIA esta metida la religión de orígen judío cristiano en nuestra sociedad con la próxima visita papal.

Para los sociólogos la visita de este papa a Bolivia, es una oportunidad muy singular para medir y tomar el pulso a la sociedad en su relación con la que fuera hasta hace poco la religión oficial del Estado y comparar con lo ocurrido con la anterior visita papal.  Hay muchos parámetros interesantes que saldrán a la luz, porque el contexto político y mundial es diferente. El nombre del papa y su discurso también cambió.

Uno de esos datos que me gustaría conocer es: ¿Cuanto costó a Bolivia la visita papal? ¿Cuanto gastó el Municipio cruceño en todo lo que viene haciendo y a quién le consultaron para hacer tales gastos?

Personalmente considero que será una experiencia única para analizar cuanto hemos avanzado como sociedad libre del colonialismo y sus taras.  De hecho, cada día se puede tomar nota de qué medios masivos están involucrados, cuanto espacio le dedican al tema y si existen voces disidentes, contrarias a esta visita papal.

El poder de la iglesia católica en la sociedad cruceña y el Municipio obligó a la multinacional de las hamburguesas Burger King a retirar sus vallas publicitarias que “ensuciaban la cruz papal”. (imágen de ELDEBER)

Las medidas de seguridad y de cuasi estado de sitio en los lugares que visitará son una delicia como dato y anécdota, dice mucho.  La otra anécdota de la cruz papal y la hamburguesa (letrero de Burguer King que “ensuciaba la imágen de la cruz”) es otro dato incluso para el humor. 2000 médicos, la Ley seca, el control biométrico, movilización de 100 fiscales, etc., etc.(notas ELDEBER) completa esta irrupción teatral del Vaticano en Bolivia.

Y la cosa continua, asi como el abuso contra los escépticos. Esta probado que en países con una alta calidad de vida la religión no tiene ninguna influencia en la política pública. El camino aún es largo para llegar a esa meta, pero ya dimos los primeros pasos para “descolonizarnos”de la religión que llegó junto a los ladrones y asesinos.  Parafraseando la idea de E. Galeano, hasta que cada iglesia en todo el continente no se conviertan en espacios públicos (bibliotecas, escuelas, universidad, museos) “las venas de américa latina seguiran abiertas”.

En el fondo la visita papal a varios países de latinoamerica excepto Argentina (porque el papa es opositor político a Cristina Kirshner) responde a una agenda geopolítica del Vaticano diseñada para controlar la pérdida de espacio de poder en todo el mundo y no por las bellacadas que hacen sus curas violadores con impunidad papal, sino porque estamos en la era de las comunicaciones y eso implica mejor educación, mas información, menos ignorancia y descubrir el vil engaño en el que se cimienta la mayoría de las religiones. Temen que sus “rebaños” descubran al lobo disfrazado de “pastor”. Xel

, , , , , , , ,

No Comments

Desde Irlanda hasta Bolivia: Algo pasa con el agua

Thomas McDonagh
Red Pepper
Traducido del inglés para Rebelión por Sara Plaza.

Durante meses y por toda Irlanda se han sucedido las protestas en contra de la aplicación de tasas al agua de uso doméstico, que, hasta que llegó la primera oleada de facturas el pasado mes de abril, se había financiado con los impuestos generales. La oposición a las tasas alcanzó su punto culminante el 1 de noviembre, cuando más de 150.000 personas participaron en más de 90 manifestaciones diferentes a lo largo y ancho del país, después de meses de campaña a nivel local. De manera igualmente espectacular, y solo unas pocas semanas antes, casi 100.000 personas se manifestaron por las calles de Dublín para expresar su enojo ante una reforma que fue acordada como parte del rescate de 2010 que negoció el Gobierno irlandés con la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional (FMI). La campaña sigue teniendo bastante fuerza y podría recibir un nuevo aliento a medida que el pago se convierta en una cuestión acuciante.

Los hechos en Irlanda recuerdan a lo ocurrido en Bolivia 15 años atrás, durante la famosa “guerra del agua” en Cochabamba. En abril de 2000 los habitantes de esta ciudad de medio millón de personas –más o menos del tamaño de Dublín– se unieron por encima de las divisiones de clase y etnia y, literalmente, paralizaron la ciudad con tres huelgas generales cuyo objetivo común era recuperar el servicio de suministro de agua de las manos de una multinacional extranjera.

La victoria de las organizaciones de base sobre la multinacional Bechtel en una lucha que recordaba a David contra Goliat, hasta el punto de que en las calles se emplearon tirachinas, se volvió una historia conocida en todo el mundo. Sin embargo, lo que se ha entendido menos es cómo esa lucha por el agua transformó radicalmente la política del país de manera profunda y duradera.

Los ecos de Bolivia en el actual conflicto del agua en Irlanda son claros. Uno es el hecho de que la lucha ha despertado a un gigante dormido, movilizando a la gente de un modo que hasta hace poco parecía imposible. Y el otro es que, dependiendo de cómo se desarrolle esa lucha, también puede tener efectos profundos y duraderos en la cultura política irlandesa.

Algo pasa con el agua –ya sea en Cochabamba o en Coolock– que consigue tocar a la gente, tanto a nivel racional como instintivo, como no lo hacen otras cuestiones. Dependemos de ella para cubrir la mayoría de nuestras necesidades. Y cuando las elites empiezan a meterse por medio, ya sea contaminando nuestros recursos hídricos, utilizándolos para la minería o el proceso de fractura hidráulica, o bien impidiendo potencialmente que las personas puedan acceder a ella convirtiéndola en un “producto” del mercado, la gente se enfada. El equivalente español de la expresión “the straw that broke the camel’s back” [literalmente, "la brizna de paja que rompió el lomo del camello"] es, muy apropiadamente, “la gota que colmó el vaso”

Prácticas económicas abusivas

En Bolivia entonces y ahora en Irlanda, las personas han sido las víctimas de las políticas económicas abusivas. Lo que en Irlanda se está llamando austeridad, en Bolivia se conoció como “ajuste estructural”: recortes sobre los recortes y tendencia inexorable hacia la privatización de las infraestructuras y los servicios públicos. De manera obsesiva se fueron vendiendo las joyas de la familia para equilibrar los asientos, un proceso que a menudo se llevó a cabo sin consenso democrático y sin cuestionar las condiciones bajo las cuales había aumentado la deuda pública. Mientras que en Irlanda son el Banco Central Europeo (BCE) y el FMI quienes dictan las reglas, en Bolivia fue el Banco Mundial quien insistió en la privatización del agua.

Los activistas bolivianos no denunciaron inmediatamente el ajuste estructural al comenzar la guerra del agua, lo mismo que los activistas irlandeses no empezaron hablando de las injusticias de la austeridad cuando se inició el conflicto del agua en su país. Sin embargo, ambas luchas sacaron a la superficie la punta de un iceberg que permanecía oculto y lo mantuvieron a la vista el tiempo suficiente para que la gente que nunca se hubiera considerado a sí misma activista pudiera ver claramente que el sistema económico funcionaba en contra de sus intereses.

La mayor parte del tiempo ese sistema opera por debajo de la superficie, de manera que la corrupción y la intrusión de las empresas en nuestros espacios democráticos solo son visibles para los activistas y los investigadores especializados. Y bajo la superficie el sistema está seguro. Pero cuando el barco choca contra el iceberg, súbitamente salen a la luz sus mecanismos y las personas que normalmente no son activistas pueden ver las cosas como realmente son.

La opinión pública

Hay algo en las luchas como éstas sobre el agua que despierta el interés de la opinión pública de un modo que la mayor parte de las veces solo imaginamos. Como señalaba Óscar Olivera, líder sindical de la Coordinadora del Agua en Cochabamba durante las revueltas del agua: “Siempre repetíamos aquellas consignas de ‘Muerte al Banco Mundial’, ‘Muerte al FMI’, ‘Abajo con el imperialismo yankee’, pero creo que [la guerra del agua fue] la primera vez que la gente lo entendió de manera directa”.

La lección de Cochabamba hace 15 años y de Irlanda en estos momentos es que, partiendo de situaciones cuidadosamente planificadas, solo raramente acumulamos poder popular suficiente para desafiar el sistema. Por lo común, esa acumulación de poder resulta de reconocer el momento preciso –normalmente provocado por nuestros adversarios– en el que el sistema se muestra como es y permite ver y entender claramente cómo afecta negativamente la vida de las personas. Es en esos momentos cuando entre las sombras de un público generalmente al margen surgen nuevos activistas.

Según María Eugenia Flores, una joven activista que alcanzó la mayoría de edad durante las revueltas del agua: “Ese momento histórico en Cochabamba me permitió ver claramente lo que estaba sucediendo en mi país, entender la política del agua, la privatización, la lucha para defender este recurso y, sobre todo, conocer a otras personas como yo que estaban despertando y abriendo los ojos ante las injusticias que estaban viviendo”.

Cuando estos espacios se abren, la posibilidad de que se produzca el cambio parece alcanzable. Puede que mucho de lo que se daba por sentado en una cultura política resulte bastante menos seguro de lo que se pensaba.

Perder el miedo

En Bolivia, después de las revueltas del agua y en menos de cinco años, los partidos que habían gobernado el país durante décadas desaparecieron del mapa político junto con sus políticas económicas. Tan pronto como se vio claro que podían ser desafiados y vencidos, la gente perdió el miedo y las estructuras de poder político tradicionales se derrumbaron.

En Irlanda muchos de los acuerdos políticos que parecen inmutables podrían resultar tan débiles y frágiles como lo fueron en Bolivia, y como están demostrando ser en lugares como Grecia y España.

Como ha expresado el sindicalista y portavoz de la campaña Right2Water, Brendan Ogle, a propósito de los logros de ese movimiento en Irlanda: “Hasta ahora la gente se sentía sola; sentían que el Gobierno hace lo que quiere la Troika, lo que quiere el FMI, lo que quiere el BCE, no lo que quieren los ciudadanos. Ahora saben que no están solos”.

Hay algo en el agua y en la manera como une a la gente en torno a una causa común que puede ensanchar nuestros horizontes ante la posibilidad de un cambio social más amplio. Y aunque –al desmoronarse las estructuras– los momentos de victoria son impredecibles, huidizos y raros, cuando ocurren a veces sentimos que todo ha cambiado.

En palabras de María Eugenia Flores: “Ante tanta injusticia nos pusimos de pie y perdimos el miedo”.

Thomas McDonagh es investigador y coordinador de proyectos del Centro de Democracia con sede en Cochabamba, Bolivia. Como autor ha colaborado en Unfair, Unsustainable and Under the Radar: How Corporations Use Global Investment Rules to Undermine a Sustainable Future y en Corporate Conquistadors: The Many Ways Multinationals Both Drive and Profit from Climate Destruction.

Fuente: http://www.redpepper.org.uk/from-ireland-to-bolivia-theres-something-in-the-water/

Solo recuerden esto: La única autoridad que tiene alguien es la que nosotros mismos le otorgamos.

No es poca cosa lo que ocurrió en Cochabamba con “la guerra del agua”y Uds. como yo fuimos víctimas de las mentiras de los medios de comunicación privados que solo informaban lo que querían aquellos dias y nunca lo que estaba pasando, ni sus repercusiones futuras.

Con el tiempo mas y mas multinacionales vendrán al país y la presión para transformar el agua en un negocio privado aumentará, de hecho y en todo el país, ya esta ocurriendo; con el camuflaje de Cooperativas de agua y un alto grado de corrupción de por medio, muchos ya estan lucrando con ella.

El uso de un acuífero para hacer Coca-Cola amenaza el agua de 30.000 personas en El Salvador y es solo una parte del negocio muy lucrativo del agua procesada en todo el mundo.

Por estos lados también algo pasa con el agua y no me refiero a los cada vez mas frecuentes cortes de agua o al hecho de no tener todavía un sistema de provisión de agua responsable que no contamine nuestro rio, sino a la reciente preocupación en la población de Camiri porque una Multinacional esta haciendo exploración buscando hidrocarburos justo en la serranía del Sararenda donde se produce gran parte del agua que actualmente consumimos.  Será que tendremos que preocuparnos por mas contaminación?  Xel

, , , , ,

No Comments

Qué está pasando realmente en Fukushima

Traducido del inglés para Rebelión por J. M.

Fukushima sigue irradiando, se perpetúa a sí misma, inconmensurable y sin límites, como un incorregible y horrible encuentro con el monstruo del Doctor Who en el espacio profundo.

Es probable que Fukushima pase a la historia como el mayor encubrimiento del siglo XXI. Los gobiernos y las corporaciones no están revelando a los ciudadanos los riesgos y peligros; del mismo modo, la verdad en sí misma, como una norma ética, está en riesgo de ser eliminada siendo como el pegamento que mantiene unida la confianza y la fe en las instituciones de la sociedad. En última instancia, este es un ejemplo de cómo las sociedades se debilitan.

Decenas de miles de residentes de Fukushima permanecen en viviendas temporales después de más de cuatro años de la catástrofe horrorosa de marzo de 2011. Algunas de las áreas en las afueras de Fukushima se han reabierto oficialmente a los antiguos residentes, pero muchos de ellos son reacios a regresar a sus hogares debido a la generalizada desconfianza en el Gobierno, que afirma que el lugar está bien y es seguro.

Parte de esta reticencia tiene que ver con los síntomas de la radiación. Es insidiosa porque no puede ser detectada por los sentidos humanos. Las personas no están biológicamente preparadas para sentir su poder, tampoco verla, oírla, tocarla u olerla (Caldicott). No sólo eso, se acumula lentamente en el tiempo de una manera cobarde que sirve para ocultar sus efectos hasta que sea demasiado tarde.

La destrucción de Chernobyl como espejo del futuro de Fukushima

Un ejemplo de cómo los medios de comunicación no logran hacer frente a otra vuelta de desastres, aquí están algunos hechos de Chernobyl que no han recibido ni suficiente ni extendida cobertura en las noticias: más de un millón (1.000.000) de personas ya han muerto a causa de la lluvia de Chernobyl.

Además, el orfanato de Rechitsa, en Belarús, ha estado cuidando de una gran población de niños mortalmente enfermos y deformes. Los niños son 10 a 20 veces más sensibles a la radiación que los adultos.

El Hogar de niños de Zhuravichi es otra institución, entre muchas, para el malhadado Chernobyl: “La casa está oculta en el campo y aún hoy la mayoría de las personas en Bielorrusia no conocen existencia de tales instituciones” (Fuente: Proyecto para los niños de Chernobyl en el Reino Unido).

Un millón (1.000.000) es un montón de personas muertas. Pero, ¿cuántos más morirán? Aproximadamente siete millones (7.000.000) de personas en los alrededores de Chernobyl fueron afectadas en una de las exposiciones más potentes a la radiación en la historia de la era atómica.

La zona de exclusión alrededor de Chernobyl es conocida como “Valle de la Muerte”. Se ha incrementado de 30 a 70 kilómetros cuadrados. La zona jamás podrá volver a albergar a ser humano alguno. Se trata de una “zona muerta” para siempre.

Más de 25.000 personas han muerto y 70.000 quedaron con discapacidad a causa de la exposición a niveles muy peligrosos de radiación cuando ayudaron a contener Chernobyl. El veinte por ciento de esas muertes fueron suicidios porque la lenta agonía “en su marcha hacia la muerte por exposición a la radiación” era demasiado para soportar.

Fukushima, La verdadera historia

A finales de 2014, la doctora en medicina Helen Caldicott dio una conferencia sobre Fukushima en Seattle Town Hall (28.09.14). Un pirata de televisión grabó su discurso; aquí está el enlace: https://www.youtube.com/watch?v=4qX-YU4nq-g

La doctora Helen Caldicott es fundadora junto con otros médicos de Médicos por la Responsabilidad Social y es autora y editora de Crisis Without End: The Medical and Ecological Consequences of the Fukushima Nuclear Catastrophe, The New Press, septiembre de 2014. Durante más de cuatro décadas la doctora Caldicott ha sido la encarnación de la bandera antinuclear y es por eso que muchas personas en todo el mundo la consideran un “tesoro nacional”. Es veraz y honrada y está bien informada.

Fukushima es, literalmente, una bomba de tiempo en reposo. Otro sismo de gran alcance y todo el infierno podría soltarse. Además, ni siquiera está cerca de estar bajo control. Más bien está totalmente fuera de control. Según la doctora Caldicott, ” Todavía es posible que Tokio pueda tener que ser evacuado, dependiendo de cómo van las cosas”. ¡Imagínate eso!

Según Japan Times, a partir del 11 de marzo de 2015: “Ha habido un buen número de accidentes y problemas en la planta de Fukushima el pasado año, y tenemos que enfrentar la realidad de que están causando ansiedad e ira entre la gente en Fukushima, así lo explicó Shunichi Tanaka en la Autoridad de Regulación Nuclear. Por otra parte, Tanaka dijo que existen numerosos riesgos que podrían provocar diversos accidentes y problemas”.

Aún más inquietante, lo que dijo Seiichi Mizuno, un exmiembro de la Casa de Consejeros de Japón (Cámara Alta del Parlamento, 1995-2001) el 03 2015: “El mayor problema es la fusión a través de los núcleos de los reactores… Tenemos la contaminación de las aguas subterráneas… La idea de que el agua contaminada se bloquea de alguna manera en el puerto es especialmente absurda. Se está filtrando directamente en el océano. Hay evidencia de más de 40 áreas conocidas en peligro donde aguas extremadamente contaminadas vuelcan directamente en el océano… Nos enfrentamos a enormes problemas sin ninguna perspectiva de solución “(Fuente: Nuclear Hotseat #194: Fukushima 4th Anniversary – Voices from Japan, Marzoh 10, 2015, http://www.nuclearhotseat.com/2468/)

En Fukushima, cada reactor requiere un millón de galones de agua por minuto para la refrigeración, pero cuando golpeó el tsunami se anegaron los generadores diesel de reserva. Las unidades 1, 2 y 3 colapsaron en cuestión de días. Hubo cuatro explosiones de hidrógeno. A partir de entonces, los núcleos de fusión excavaron dentro de los portacontenedores, tal vez en la tierra.

Dice la doctora Caldicott, “Cien toneladas de lava radiactiva terriblemente caliente ya ha entrado en la tierra o en algún lugar dentro de los buques portacontenedores, que están todos agrietados y rotos”. En realidad, nadie sabe a ciencia cierta donde reside la lava radiactiva caliente. La pregunta sin respuesta da miedo: ¿Es el síndrome de China?

A continuación de la crisis, el Gobierno japonés no informó a la población sobre los niveles de contaminación ambientales por la radiación que volvían a la isla. Por desgracia y por error la gente huyó lejos de los reactores hacia los más altos niveles de radiación en la isla en aquel momento.

Ocurrido el desastre, enormes niveles de radiación golpearon Tokio. La radiación más alta detectada en el área metropolitana de Tokio fue en Saitama, con los niveles de radiación detectados de cesio en 919 000 becquerel (Bq) por metro cuadrado, un nivel casi dos veces superior al “límite de evacuación de la zona muerta para siempre de 500.000 Bq” de Chernobyl (fuente: Proyecto de Defensa de Radiación). Por esa razón, la Dra. Caldicott recomienda encarecidamente no viajar a Japón y recomienda evitar la comida japonesa.

Aun así, después de la catástrofe de Fukushima, la secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, firmó un acuerdo con Japón para que EE.UU. siga importando productos alimenticios japoneses. Por lo tanto, la doctora Caldicott sugiere la gente no votar por Hillary Clinton. Un peligroso precedente imprudente es suficiente para ella.

Según informó Arnie Gundersen, un asesor energético con 39 años de experiencia en ingeniería de la energía nuclear, en The Canadian el 15 de agosto de 2011: “El Gobierno de Estados Unidos ha llegado a una decisión al más alto nivel del Departamento de Estado, así como otros departamentos que tomaron la decisión de restar importancia a Fukushima. En abril, el mes después de que el poderoso tsunami y el terremoto devastaran Japón, incluyendo su planta de energía nuclear, Hillary Clinton firmó un acuerdo con Japón en el que se declaraba que no hay problema con el suministro de comida japonesa y vamos a seguir comprándola. Por lo tanto, no estamos supervisando los alimentos que vienen de Japón”.

Sin embargo, en marcado contraste con Estados Unidos, en Europa, la doctora en física Angela Merkel, egresada de la Universidad de Leipzig y actual canciller de Alemania está cerrando todos los reactores nucleares debido a Fukushima.

Tal vez un grado avanzado en física hace la diferencia en cómo un líder se acerca al tema nuclear. Sin duda, parece que es así cuando se comparan o contrastan las dos líderes con sus habituales trajes de pantalones, la canciller Merkel y la exsecretaria de Estado Clinton.

Después de la voladura de Fukushima, los niveles ambientales de la radiación en el estado de Washington subieron unas 40.000 veces superior a lo normal, pero de acuerdo con la doctora Caldicott, los medios estadounidenses no cubren el “desastre de Fukushima en curso”. Así que, ¿quién sabe la realidad?

La doctora Caldicott terminó su discurso en septiembre 2014 diciendo: “En Fukushima, las cosas no han terminado. Todos los días, cuatrocientas toneladas de agua altamente radiactiva se derrama en el Pacífico y se dirige hacia EE.UU. Debido a que la radiación se acumula en los peces, tenemos ese problema también. El Gobierno de Estados Unidos no está analizando el agua ni el pescado y no toma registros del aire ambiental. Además, las personas en Japón están consumiendo la radiación cada día”.

Por otra parte, según la doctora Caldicott: “El agua de lluvia lava los núcleos nucleares dentro del Pacífico. No hay manera de poder llegar a esos núcleos, los hombres mueren, los robots se fritan. Fukushima nunca será resuelto. Mientras tanto, la gente sigue viviendo en zonas altamente radiactivas”.

Fukushima no se resolverá porque “los hombres mueren” y los “robots se fritan”. Por lo tanto, Fukushima es un escenario de crisis de radiación perpetua que, literalmente, se encuentra en el borde de un pozo sin fondo del fin del mundo, en espera de ser empujado cada vez hacia el fondo.

Naciones Unidas: un informe donde todo está claro

Un informe de de las Naciones Unidas (UNSCEAR [Comité Científico de las Naciones Unidas sobre los Efectos de las Radiaciones Atómica]) del 2 de abril de 2014 sobre el impacto en la salud del accidente de Fukushima, llegó a la conclusión de que los efectos inducidos por la radiación serían demasiado pequeños para identificar. Las personas estaban bien protegidas y recibieron dosis “bajas o muy bajas” de radiación. UNSCEAR presentó un informe aduciendo que todo estaba despejado.

La filial alemana de la Asociación Internacional de Médicos para la Prevención de la Guerra Nuclear del 18 de julio 2014 refutó el informe de UNSCEAR adoptando una postura desafiante en oposición al informe de la ONU, a saber: “El desastre nuclear de Fukushima está lejos de terminar. A pesar de la declaración de “cerramiento frío” que declaró el gobierno japonés en diciembre de 2011, los reactores dañados aún no han alcanzado un estado estable e incluso UNSCEAR admite que las emisiones de radioisótopos continúan sin disminuir. TEPCO 188 está luchando con una enorme cantidad de agua contaminada, que continúa su fuga en el suelo circundante y el mar. Grandes cantidades de agua de enfriamiento contaminada se están acumulando en el sitio. En varias ocasiones ocurren fallas en los improvisados sistemas de refrigeración. Es muy probable que la descarga de residuos radiactivos quecontinúe durante mucho tiempo”.

“Tanto los reactores nucleares dañados como los estanques de combustible gastado contienen grandes cantidades de radiactividad y son altamente vulnerables a terremotos, posteriores tsunamis, tifones y errores humanos. Catastróficas liberaciones de radiactividad podría ocurrir en cualquier momento y la eliminación de este riesgo llevará muchas décadas… Es imposible en este punto del tiempo llegar a un pronóstico exacto de los efectos que el desastre nuclear de Fukushima tendrá sobre la población en Japón… el informe UNSCEAR representa una subestimación sistemática y evoca una ilusión de certeza científica que oculta el verdadero impacto de la catástrofe nuclear en la salud y el medio ambiente”.

Para leer el texto completo de la dúplica el informe de la ONU, ir a: https://japansafety.wordpress.com/tag/saitama/

La radiación de Fukushima y el futuro

Mari Yamaguchi, Associated Press (AP) 12 de junio de 2015: “Cuatro años después de que un terremoto y un tsunami destruyeron la planta de energía nuclear de Fukushima en Japón, el camino sigue estando plagado de incógnitas… Los expertos todavía tienen que determinar la ubicación exacta del combustible fundido en el interior de los tres reactores y estudiarla, y todavía tienen que desarrollar robots capaces de trabajar con seguridad en estas condiciones altamente radiactivas. Y luego está la cuestión de qué hacer con los residuos… existen serias dudas sobre si la limpieza se puede completar en 40 años”.

“A pesar de que en Chernobyl ocurrió un terrible accidente, sólo estaba involucrado un reactor. Con Fukushima, tenemos el mínimo [de] 3 reactores que están emitiendo radiación peligrosa. El trabajo que implica hacer frente a este accidente tomará decenas de años, cientos de años”, aseguró el profesor (retirado) Hiroaki Koide, del Kyoto Instituto Universitario de Investigación del Reactor, 25 de abril de 2015. “Podría ser que parte del combustible realmente pudo haberse colado por el suelo de la vasija de contención también… Lo que acabo de describir es muy, muy lógico para cualquier persona que entiende la ingeniería nuclear o la energía nuclear “, que se explica dramáticamente en la película EL SÍNDROME DE CHINA.

De acuerdo con la Smithsonian Institution, 30 de abril de 2015: “Las aves caen en picada cuatro años después de Fukushima: Las especies de aves están en franco declive, y está empeorando con el tiempo… donde está mucho, mucho más caliente, hay un silencio sepulcral. Vas a ver una o dos pájaros si tienes suerte”. Anomalías en el desarrollo de aves incluyen cataratas, tumores y asimetrías. Las aves se han manchado con extrañas manchas blancas en sus plumas.

Maya Moore, una ex presentadora de noticias de NHK, autora de un libro sobre el desastre: El The Rose Garden of Fukushima (Tankobon, 2014) acerca de las rosas del señor Katsuhide Okada. Hoy en día, el jardín ha perecido: “Es sólo un baldío envenenado. La última vez que el Sr. Okada en realidad fue allí, se encontró con cuervos bebé que no podía volar, que estaban ciegos. Las mutaciones han comenzado con los animales, con las aves”.

The Rose Garden of Fukushima ofrece una colección de fotos de un jardín real que existía en Fukushima, Japón. Con más de 7.500 arbustos de rosas y 50 mil visitantes al año, el Jardín murió en un instante debido a la triple catástrofe: terremoto, tsunami y fusión de los reactores.

El prólogo al libro de Maya fue escrito por John Roos, el ex embajador de Estados Unidos en Japón entre 2009-13: “La increíble historia de Katz Okada y su jardín de rosas de Fukushima que está narrada aquí por aquí por Maya Moore… te abre una pequeña ventana a lo que la gente de Tohoku enfrentó”.

La “ventana pequeña” de Roos podría muy bien servir como metáfora de un enorme agujero negro que atiza en el centro de la civilización. Del mismo modo, Fukushima es una máquina de destrucción verdadera que consume todo a su paso, y más allá, y es probable que en su camino se expanda. Por cierto, no va a desaparecer.

Por lo tanto, TEPCO (Tokyo Electric Power Company) está profundamente involucradoa en una batalla asimétrica contra la enormemente poderosa fuerza desatada y que está fuera del control de la fórmula E = mc 2 ( Equivalencia entre masa y energía)

Claramente, TEPCO tiene su espalda contra la pared. Por otra parte, es dudoso que TEPCO vaya a “quebrar la espalda de la bestia”. De hecho, puede ser una tarea imposible.

Tal vez, sólo tal vez, con el tiempo sean evacuadas 38 millones de residentes del gran Tokio. ¿Quién sabe a ciencia cierta?

¡Sólo Godzilla sabe!

Robert Hunziker vive en Los Ángeles.


Fuente: http://www.counterpunch.org/2015/06/15/whats-really-going-on-at-fukushima/

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=200186
Quizá esto explique la reciente actitud del Gobierno Japonés en su política internacional de abandonar la paz y entrar al “negocio de la guerra”.  Quizá siguiendo el asesoramiento del “imperio genocida”de los EE.UU. y como fiel aliado empleará la misma estrategia criminal de utilizar la guerra y la violencia permanente contra un enemigo siempre renovado (desde el 11S, 2001, es el terrorismo) y que ahora a la estan actualizando con Rusia y China.  Y China, su viejo rival, le viene perfecto al Gobierno de ultraderecha japonés para tapar lo que sea, incluso lo que viene ocurriendo en Fukushima y sus consecuencias no solo para el pueblo japonés en los próximos años.

Con la radiactividad no se juega y no podrán ocultar el problema ni con guerras.

Xel

, , , , ,

No Comments

¿Por qué estamos siendo alimentados por un experto en veneno Monsanto y Roundup?

El vídeo que enfureció a Monsanto fué publicado en The Guardian: “¿Por Qué Estamos Siendo alimentados Por un experto en veneno Monsanto y Roundup”


El video es en inglés con subtítulos (que debes activar) en portugués.

Lunes 15 de junio de 2015

Por Dra Graciela Vizcay Gómez

La respuesta de la multinacional no se hizo esperar:
Se defiende con los latiguillos estériles de siempre, y con Estudios de Científicos Propios, endulzando sus bolsillo o solventando Universidades enteras, Como su base principal de Operaciones en California, ¿Dónde más?

LEER MAS DE LA FUENTE

Los dueños de Monsanto

Graciela Vizcay Gomez
zero-biocidas

¿Quiénes son realmente los primeros accionistas de Monsanto? La respuesta puede sorprenderte, dice Christina Sarich, periodista de NaturalSociety, hace escasas horas.

A la gente le gusta hablar del desagradable Hugh Grant, director ejecutivo de Monsanto, y, obviamente, un accionista. Lo mismo ocurre con Bill Gates. Él supuestamente posee millones de acciones de Monsanto de valores. Pero ¿quiénes son los verdaderos dueños de Monsanto?

Los verdaderos dueños de Monsanto son las instituciones y personas que se esconden detrás de esas instituciones, no individuos como Gates y Grant. Según varias fuentes, cinco fondos de inversión son los principales accionistas de Monsanto, con el Vanguard Group, Inc. Puedes ver el resto aquí:


 

Como se puede ver, el número de acciones en poder de las instituciones empequeñece el número en poder de las personas, incluidos los que hacen el trabajo sucio de Monsanto en la arena pública.

The Vanguard Group es propietaria de más de $ 3 billones de dólares en diferentes inversiones, y en su mayoría empresas odiadas, Monsanto. También las empresas más grandes del mundo, tales como:

Bank of America, JP Morgan, Citigroup, Wells Fargo, Goldman Sachs y Morgan Stanley. State Street Corporation, Vanguard Group, Capital Research Global Investors, y FMR (Fidelity) son todos los propietarios claves en el mundo. Y esto incluye a Monsanto. Se podría decir que sólo cuatro compañías controlan todos los grandes bancos y las principales empresas en el planeta.

Entre todas ellas el 96% de los accionistas, votaron en contra del etiquetado de los transgénicos.

Por otra parte, la Reserva Federal está compuesto por 12 bancos, representados por un consejo de sólo siete personas, que está integrado por representantes de los “cuatro grandes”, … que a su vez están presentes en todas las demás entidades.

Un análisis de las relaciones entre 43.000 corporaciones transnacionales ha identificado un grupo relativamente pequeño de empresas, principalmente bancos, con un poder desproporcionado sobre la economía mundial, incluyendo los Agronegocios.

Que debería preocuparnos más: ¿ el rastro del dinero apoyando la ciencia “divertida” que sigue apoyando los alimentos biotecnológicos, o que, según un informe que se publicó el pasado verano, la élite mundial tiene más de 32 billones de dólares escondidos en bancos offshore en todo el mundo, que pueden financiar las demandas, tras demandas, contra la gente que está cansada de ser envenenada.

Esto significa que siete personas y sus amos están envenenando a todo el planeta a través de la biotecnología, Big Ag, (pocas y grandes corporaciones que manejan la Bolsa), las grandes farmacéuticas y grandes bancos.

Son los tentáculos invisibles de este pulpo que nos está estrangulando. Esto es lo que debe ser detenido y no centrarse en la cara visible de los genocidas, sino “el detrás”. Para eso, como siempre repito, las ongs mediáticas y sin base firme deberían estudiar un poquito más. La guerra es desigual, ahora hay que apuntar al corazón, no basta la herida perpetrada por el IARC.-

Fuente: ZERO BIOCIDAS

Casi todos los alimentos que consumimos contienen OGM (organismos genéticamente modificados).  Estan en la soya, en el maíz, comida balanceada para animales como la res y pollos de granja, manzana, papa, uva, yoghur, jugos, galletas, trigo, arroz, etc.

Los pocos alimentos orgánicos que aún tenemos en Bolivia poco a poco se estan acabando porque el agricultor boliviano quiere (como todos) que su tierra produzca mas, para ganar mas plata. Que lo impulsa a esto? Las fuerzas del mercado y el sistema capitalista.

En todo el continente la agricultura se enfrenta a esta contradicción entre producir alimentos sanos (no tan rentables) ó producir alimentos transgénicos que le rinden mejor y que además de engordar sus cuentas bancarias, son el orígen de las roscas y logias del oriente boliviano que hoy y siempre pululan detrás del poder regional.

Producir alimentos sanos o alimentos transgénicos que son como veneno de largo plazo para todos, incluso para los mismos agricultores.

Desde septiembre de 2005, con la promulgación de un decreto supremo en el Gobierno de Carlos Mesa, el país produce soya transgénica.

4,2 millones de litros del herbicida glifosato anualmente se usan para la soya y la tierra en “la franja soyera” de Santa Cruz, Bolivia. Francia prohibirá un herbicida por posibles efectos cancerígenos.

El glifosato es el componente principal del Roundup, de la compañía Monsanto

El problema no lo estamos encarando con la seriedad que se debe porque hay una cruel lucha de intereses de grupos, politicas de salud de por medio y mucha influenCIA de la Multinacional de los transgénicos en toda la región.A estas alturas casi les puedo asegurar que si no morimos de otra cosa, algún tipo de cancer lo hará, así de grave es. La gente se enferma y muere de cancer pero no sabe porque y cómo se originó la enfermedad. Tenemos que tomar mas conciencia con lo que comemos y producimos. Cuando te comes una naranja que no tiene semillas, te comiste un producto OGM.

Los Gobiernos Nacionales y Regionales deberían saber que esto no se resuelve con hospitales de 3er nivel y mas presupuesto para salud como hipócritamente pide ese cura español en Bolivia (en otro ataque mediático montado por la injerenCIA y la oposición). Todos debemos entender que si hay alimentos sanos, no enfermaremos. En este sentido se tiene que implementar u orientar quizá toda nuestra producción en agricultura para obtener la calidad y certificación necesaria para todos los alimentos que producimos y aquellos que se importan.

Termino compartiendo estos artículos:

Transgénicos en Bolivia: no, sí… tal vez –>BBC 2011

Es extremadamente peligroso introducir más transgénicos en Bolivia –>ONG – LIDEMA 2011

Transgénicos en Bolivia el debate está servido –>LosTiempos, Mayo 2015

Xel

, , , , , , , , ,

No Comments

Los inmigrantes y el espejo de la reina

En la vida hay más espejos, que a veces se obstinan en mostrarnos otras caras

22/06/2008 – Autor: Antonio Álvarez del Cuvillo

 

El espejo de la reina sólo reflejaba lo que ella quería ver.

El espejo de la reina sólo reflejaba lo que ella quería ver.

Había una vez y no había una vez una reina que tenía un espejo que sólo reflejaba lo que ella quería ver. Era un espejo muy apañado: hacía las veces de prensa y televisión, de Constitución y ordenamiento jurídico, de discurso político y de programa electoral. Día tras día, el espejo no le mostraba otra cosa que su rostro y no hacía otra cosa que ensalzar su hermosura. No había en el mundo nadie más que ella y todo en ella era belleza ultraterrena y nada más. Un día, el espejo, inoportuno, quizás borracho de “cristasol”, le mostró un rostro distinto, le reveló que había vida más allá del espejo, mostrándole a su propia hija, Blancanieves. Podía haberla amado como saben hacer las madres y, sin embargo, la odió más que a nadie en el mundo y se hizo vieja y fea para regalarle un caramelo envenenado, de manera que las versiones más modernas de la historia hicieron a la reina “madrastra”, para no ofender a las madres, que son más corporativistas que las madrastras.

En la vida hay más espejos, que a veces se obstinan en mostrarnos otras caras; veamos belleza o fealdad en la imagen ajena, la salida de nuestro ensimismamiento nos vuelve a mostrar después nuestro rostro de un modo distinto, como le pasó a la reina. Réfléchir, rifflettere: Reflejar es lo mismo que reflexionar. Un señor muy listo que se llamaba Viktor Schklovsky, hablando de arte, se sacó de la manga el concepto de “ostranenie”, extrañamiento. El arte de convertir los objetos comunes en algo extraño que nos haga cambiar nuestra mirada de lo cotidiano, rompiendo nuestro “automatismo perceptivo”. En gran medida, esta es la técnica y la actitud de la Antropología, una “historia de una ida y una vuelta”, contemplar lo que creemos “extraño” para volver a casa y comprender mejor nuestro propio reflejo, reconocernos en las semejanzas y en las diferencias y acaso aprehender eso que llaman la “naturaleza humana”. Los extranjeros, los inmigrantes, nuestros Otros, aquellos que a priori creemos “extraños” rompen con nuestro automatismo y nos muestran los matices de nuestro propio rostro, además de otras cosas. Como en el caso de la reina, aquello que descubrimos de nosotros mismos a menudo no nos gusta, porque mirando a ese pozo descubrimos el núcleo de las contradicciones de nuestra propia sociedad. En nuestra mano está, como estuvo en la mano de la reina, saber abrazarnos a las contradicciones de nuestra sociedad hacia su continua transformación, o bien proyectarlas hacia la imagen del Otro en el espejo para terminar siendo devorados por ellas. Los ejemplos son muy numerosos:

-Habíamos creído que podíamos refugiarnos en la puerta del servicio del palacio de cristal del núcleo del poder mientras que el mundo se caía a pedazos ahí fuera, en la periferia. Habíamos aprendido a contemplar la caída de los pedazos con lástima pero lejanía, como quien observa la película. Habíamos llegado a decir que ya no había ni clases ni pobres y que habíamos encontrado por fin (para nosotros) el mejor de los mundos posibles. Pero entonces vino la periferia a nuestra puerta a recordarnos su existencia, a mostrarnos que el mundo estaba abierto y que el cristal es trasparente y frágil, en ocasiones incluso nos ha mostrado la cara más descarnada y terrible de la pobreza y la privación. Reflexión especular: descubrimos entonces que no había tres (o dos) mundos sino uno con mil rostros y nos dimos cuenta de que teníamos los ojos tapados, no sólo hacia fuera, sino hacia dentro del palacio de cristal, donde hacía siglos que la periferia se arrastraba por los pasillos.

-No éramos tontos y habíamos asumido ya que éramos “trabajadores”, con intereses distintos a los de nuestra empresa y nos habíamos ocupado de buscar un rinconcito cómodo donde pasar un digno retiro de aristocracia obrera; incluso nos había parecido paradójicamente humanizador que ahora les diera por llamarnos “recursos humanos” o “capital humano” (esto último con un cierto guiño etimológico, pues los antiguos tenían la costumbre de medir las riquezas por la posesión de cabezas de ganado). Pero entonces millones de trabajadores fueron arrancados por la mano espectral de Adam Smith de sus contextos vitales y movilizados para atender al negocio y reproducir nuestra fuerza de trabajo (porque a nivel micro es mucho más complejo, pero estructuralmente es la misma historia desde los inicios de la industrialización); convertidos en el combustible impersonal del “molino satánico” de Polanyi, el material sobrante fue escupido violentamente por la máquina. Roberto Maroni, ministro del interior de esa Italia que hoy escupe a los irregulares como delincuentes lo deja muy claro: no es justo poner en el mismo plano a quien “viene a cometer delitos”, viola una mujer o saquea una ciudad (?) que quien desempeña un papel importante; ole con la dicotomía simbólica que se nos introduce: quien ha dejado de ser útil se ha convertido mágicamente en un violador-asesino-saqueador.Reflexión especular: cobramos entonces conciencia de lo que significa ser un factor productivo impersonal, de lo que significa ser “fuerza de trabajo” bruta, más madera para la máquina; nos damos cuenta de que estamos atrapados en esa máquina y que incluso lo están quienes nos dan las órdenes, porque ya apenas sabemos a quién sirve la máquina pero sí que un día puede movilizarnos o escupirnos, según mande el mercado.

-Habíamos creído que el ejercicio del poder del Estado se legitimaba en el ejercicio del derecho al voto, a través del cual participábamos en las decisiones políticas y en la formación de las normas. Entonces vinieron a nuestro país millones de personas que se instalaron en nuestra sociedad y que formaron parte de ella a todos los efectos (trabajando, viviendo, pagando, consumiendo, jugando, riendo, hablando, cantando) y que son destinatarios de las normas. Y sin embargo, tenían negada la participación política, afectando a los cimientos de nuestro discurso sobre el poder. Reflexión especular: nos preguntamos entonces si realmente estábamos controlando el poder, si hay más formas de participación política, si el voto nos estaba sirviendo para algo o si el cuento nos mantenía adormecidos y si ahora hay que “repensar” las raíces del sistema para que siga girando.

-Habíamos creído que nuestra sociedad se construía sobre los Derechos Humanos como un valor absoluto e irrenunciable que se imponía sobre cualquier otra cosa, que estos derechos habían ganado definitivamente la batalla, que el Árbol de la Libertad crecía sano y ahora sólo se trataba de exportarlo a las tierras bárbaras; que la libertad estaba protegida por un firme esqueleto de garantías legales y constitucionales. Entonces vinieron ellos y nos vimos obligados a plantearnos hasta qué punto tenían Derechos Humanos; aún con mala conciencia, los condicionantes estructurales, el “hasta qué punto no interfiere con la eficacia” se cuelan en nuestros discursos sobre la sustancia de la humanidad. Ahora se debate en la UE la llamada “Directiva de la vergüenza” y se discute si es posible tener a una persona hasta 18 meses encarcelado sin haber cometido delito alguno, simplemente porque es conveniente. Reflexión especular: se nos ocurre entonces que los Derechos Humanos no son abstracciones metafísicas y abstractas, valores absolutos que ya están dados una vez reconocidos. Más bien son realidades que hay que concretar, conseguir y pelear en la propia vida, en dura pugna -nunca ganada del todo- con requerimientos del sistema.

-Habíamos creído que nuestra sociedad era plural, que respetaba lo diverso y las opciones “privadas” de los ciudadanos, que se había encontrado un equilibrio entre unos patrones básicos (e incluso, aunque en España menos, una identidad “nacional”) y el desarrollo autónomo de los individuos. Éramos, pues, liberales. Entonces llegaron ellos y nos insultaron con su diferencia; aunque en nuestro discurso hablábamos de burkas y ablaciones del clítoris nuestros ojos no podían evitar despreciar muy por dentro sus ropas, sus gestos, sus rasgos, sus especialidades, sus acentos e idiomas (y a veces hasta se verbaliza, no hay más que asomarse a la calle); no podíamos soportar que hubiera muchos juntos y su reunión era guetto desintegrador; queríamos que siguieran siendo fuerza amorfa de trabajo pero que fueran invisibles como personas para no plantearnos ningún problema. Reflexión especular: sorprendidos en la noche poniendo alambradas simbólicas, tal vez nos dimos cuenta de las alambradas que ya había entre nosotros antes de que vinieran: el desprecio por la diferencia, las relaciones de poder desiguales entre los grupos, la marginación e incluso los guettos, las fronteras invisibles, las barreras imaginarias que habíamos levantado entre los seres humanos de carne y hueso que ya vivíamos antes aquí. Descubrimos la tremenda uniformidad del modelo y cómo castigamos socialmente a quien se “sale del tiesto”. A lo mejor sólo éramos “liberales de boquilla”.

Así expresados, con crudeza estos reflejos inconvenientes del el espejo de la Reina, pueden parecer los delirios de un profeta apocalíptico o de un demagogo que llama a las barricadas. No pretendo ni tener muy claro el camino ni afirmo, ni mucho menos, que el futuro está perdido. Es más sencillo: simplemente, todas las sociedades humanas tienen, y tendrán, contradicciones en sus raíces y hay que aprender a mirarlas a la cara y luego agarrarnos a ellas y dejarnos llevar por el corazón y la cabeza, haciendo planes pero sabiendo que luego será otra cosa. Pero para mirar al fondo de nuestro pozo hay que asomarse al espejo de quienes creíamos Otros y se revelaron como nuestro propio reflejo, el rostro de todos. Cuando hablamos de “integración” de los inmigrantes en la sociedad pensamos en dos categorías dicotómicas: los inmigrantes y la sociedad, que responden a categorías sociales, grupos sociales imaginarios. Debido a determinados sesgos cognitivos, siempre nos parecerá que son ellos los que “no se integran”. A menudo se oye alegremente esto en la calle, que son ellos los que se tienen que integrar y no se integran; a menudo lo dice alguien que jamás habló “cara a cara” con uno de ellos, he aquí su esfuerzo por la integración, y que por tanto, no tiene ni la más remota idea de sus historias, de sus sufrimientos, de sus pesares y de sus esfuerzos de adaptación a un mundo que a veces los escupe. Pero cuando insistimos en que la integración es “bilateral” seguimos jugando con imágenes de mundos separados en abstracto cuya unión supone, de un modo u otro un choque.

Al margen de nuestras proyecciones ideológicas, el mundo real no está separado en compartimentos imaginarios. Estamos juntos, en la misma sociedad. Formamos parte, de hecho, de la misma sociedad. Aunque no esté de más percibir la inmigración como un aspecto especializado, a efectos de conocerlo mejor (yo aquí lo hago), no podemos fragmentar la realidad. No son los migrantes ni los autóctonos quienes se tienen que integrar. Es la sociedad misma, la sociedad toda, de la que migrantes y autóctonos (que somos más cosas aparte de eso) formamos parte, quien se tiene que “integrar”, es decir, quien tiene que ir avanzando para superar sus contradicciones. La economía sumergida, la precariedad, la delincuencia, el rechazo al diferente, los problemas de convivencia, las diferencias culturales e ideológicas… no son problemas “de los inmigrantes”, esta es una percepción fragmentada. Son problemas de nuestra sociedad y vivimos plenamente nuestra vida social como seres humanos cuando nos esforzamos por seguir integrando las paradojas de nuestra sociedad, día a día.

Antonio Álvarez del Cuvillo es profesor de Derecho del Trabajo, estudiante de Antropología, voluntario y asesor jurídico en el campo de la extranjería, ciudadano y persona.

FUENTE: http://www.webislam.com/articulos/33792-los_inmigrantes_y_el_espejo_de_la_reina.html

Estoy mas que seguro que nadie conocía esta versión de “Blancanieves”. Ya Uds. podrán imaginar quién y donde se cambió la historia.

Igual que la Reina:  Multimillonario: La creciente desigualdad podría provocar “la envidia y el odio” de los pobres. 

A nivel local, los que se enriquecieron recientemente con el dinero público adoran su nueva imagen, igual que la reina madre y lo que mas temen es quedarse sin un centavo en sus cuentas bancarias o ser parte de la chusma que siempre marginaron, controlaron, dividieron y engañaron.

Camiri es una ciudad contruida por migrantes y no debe prescindir de ellos como fuerza motora de cambios que fortalezca aún mas la tolerancia, un rasgo fundamental de nuestra identidad que ultimamente sufrió ataques por “los hijos de la reina”. Xel

, , , , , , , , , ,

No Comments

¿Qué hacen con nuestros datos en Internet?

La información personal se ha convertido en un producto más de compraventa. Deambular por los mundos real y virtual tiene cada vez menos de anónimo

 

Ilustración e información: Olga Subirós (CC BY-NC-ND-2.0)

Todos hemos oído alguna vez decir que cuando un producto es aparentemente gratuito, es probable que en realidad lo estemos pagando con datos. Ocurre con las redes sociales, las tarjetas de fidelización de tiendas o supermercados o con un sinfín de aplicaciones que nos ofrecen servicios más o menos relevantes a cambio, solamente, de nuestros detalles personales.

Una vida vigilada

Tecnología y dispositivos que producen o almacenan datos de nuestra actividad cotidiana:

1/6/14. Videovigilancia: las imágenes pueden ser interceptadas.

2. Contadores de luz y termostatos: dan información de hábitos.

3 /4. Televisores inteligentes y consolas: incorporan cámaras y micrófonos.

5. Controles biométricos de entrada y salida.

7. Monitorización remota en el trabajo: capturas de pantalla del trabajador para medir la productividad.

8. Bases de datos personales: pueden contener datos fiscales y de salud de los clientes.

9. Sensores de conteo de personas: monitarizan el flujo de compradores y los tiempos de compra.

10. Tarjetas de fidelización: a cambio de descuentos, crean perfiles del comprador.

11. Ibeacons: envían ofertas a móviles cercanos.

12. Wifi gratuito: se puede ofrecer a cambio de acceso al perfil de Facebook.

13. Abonos de transporte público: tarjetas recargables que producen datos de desplazamientos.

14. Redes de bicicletas públicas: registro de trayectos.

15. Coches: hay sistemas para registrar las matrículas.

16. Telefonía móvil: permite geolocalizar.

17. Cámaras térmicas y sensores sonoros: miden flujo de peatones y niveles de ruido.

18. Mobiliario urbano que detecta presencia de peatones.

19. Sistemas de párking: el pago con tarjeta de plazas azules y verdes genera datos del usuario.

Pero más allá de intuir que nosotros somos el producto, en realidad desconocemos qué se hace exactamente con nuestra información, o en qué consiste y cómo funciona ese pago con datos. En realidad, no es una cuestión sencilla, y cada aplicación cuenta con sus propios procedimientos y lógicas. En el caso de la navegación por Internet, por ejemplo, las empresas y prestadores de servicios nos ofrecen de forma gratuita sus motores de búsqueda, páginas webs y servicios asociados, para leer la prensa, consultar la previsión meteorológica, o estar en contacto con otras personas a través de redes sociales o foros. No obstante, cada vez que entramos en una web estamos descargando automáticamente una serie de microprogramas conocidos comocookies que recaban información de nuestra actividad online y hacen llegar al propietario de la web visitada información sobre nuestra IP, MAC o IMEI (la matrícula de nuestro dispositivo), el tiempo y forma en que utilizamos un sitio concreto u otros sitios que estén abiertos en el mismo momento, identifica si somos visitantes habituales y qué uso hacemos de la página de Internet, en qué secuencia y cómo accedemos a otros sitios, etcétera. Además, es habitual que diferentes empresas paguen al sitio que visitamos para poder instalarnos sus propias cookies, como también lo es que la empresa utilice los datos no solo para sus estudios internos, sino que los venda a terceros.

En realidad, cada vez que visitamos una página con el ordenador, el teléfono móvil o la tableta, recibimos decenas de peticiones de instalación de cookies. Somos, pues, el producto porque a cambio de la información que obtenemos proporcionamos detalles sobre nuestra actividadonline y, a menudo, datos personales como nuestro nombre y ubicación, hábitos, tarjeta de crédito, etcétera, de los que no tenemos forma de controlar dónde acaban. Ante esto, el único recurso de autoprotección es o no aceptar cookies y renunciar al servicio, o borrarlas sistemáticamente de nuestro ordenador, algo tan engorroso como limitadamente útil.

Facebook, una red social utilizada por más de mil millones de personas al mes, dispone de los datos que el usuario deposita voluntariamente en ella, pero también hace inferencias en base a nuestras interacciones con personas e información, las comparte con terceros y elabora un perfil único que le permite determinar qué aparece en nuestro muro, tanto por parte de nuestros amigos como de anunciantes. Todo me gusta o registro a través de Facebook genera información que es analizada y clasificada por algoritmos con el fin tanto de conocernos individualmente como consumidores, como de elaborar perfiles sociales destinados a agencias de publicidad. El registro continúa incluso si hemos cerrado la página: a no ser que salgamos manualmente, las cookies de Facebook continuaran espiando todo lo que hacemos online.

Si, además, hemos instalado Facebook en nuestro teléfono móvil, junto con su aplicación de mensajería, el sistema podrá activar remotamente nuestra cámara o micro, acceder a nuestras fotografías y mensajes, etcétera, y así ir perfeccionando nuestro perfil.

El ejemplo de la navegación web es el más habitual, pero ya no el único protagonista. El mismo despliegue de conexiones no aparentes y de compraventa de datos se produce también cuando utilizamos una tarjeta de fidelización de cliente, que relaciona nuestro patrón de consumo con un nombre, dirección, a menudo unos datos bancarios y las respuestas al cuestionario que habitualmente acompañan la solicitud.

A no ser que salgamos manualmente de la página, Facebook continuarán espiando lo que hacemos

Otro ámbito en el que la recogida de datos es cada vez más relevante es el espacio público. Nuestro incauto deambular por las calles tiene cada vez menos de anónimo, y los sensores que leen los identificadores únicos y la geolocalización de nuestros dispositivos, las cámaras termales y de video vigilancia, las redes wifi, las farolas inteligentes o los sensores de lectura automática de matrículas nos incorporan de forma rutinaria a bases de datos públicas y privadas que en algún lugar le sirven a alguien para obtener un beneficio que ni conocemos ni controlamos.

El ámbito doméstico es quizás el espacio dónde esa monitorización de nuestros movimientos y rutinas para elaborar patrones vendibles aumenta de forma más preocupante: todos los electrodomésticos inteligentes, del contador de la luz al televisor, pasando por la nevera, construyen una red de extracción de datos que quiere perfeccionar la imagen de quiénes somos, qué queremos o qué podemos querer. El reto es ser capaz de adelantarse a nuestras necesidades para tentarnos a adquirir productos o servicios que aún no sabemos que deseamos. Pagamos, pues, dos veces: cuando adquirimos el electrodoméstico o abonamos el recibo de la luz, en euros, y cada vez que le proporcionamos información, con datos personales.

Hay empresas que han empezado a explorar la posibilidad de convertirse en data brokers de los ciudadanos, una especie de corredores de datos que gestionarían nuestra información devolviéndonos una parte del beneficio generado por ella. Que nadie espere hacerse rico: de momento las empresas que intentan abrirse camino en este turbio mundo no dan más que unos cuantos euros al mes a cambio de información tan sensible como datos médicos o bancarios. De momento, el verdadero dinero no se encuentra en la relación entre ciudadanos y servicios que recogen datos. La economía de los datos es aún poco más que una promesa, de la que hasta ahora se benefician muy pocos actores (Facebook o Tuenti, Google,Foursquare, YouTube, etc.), y más por la fiebre inversora que por la cuenta de resultados. Al albor de esta promesa de negocio, eso sí, proliferan los corredores de datos dedicados al cruce de diferentes bases para aumentar el precio de venta de los perfiles generados a partir del cruce de información de actividad online y offline: los informes médicos, por ejemplo, pueden añadir mucho valor a un historial de búsqueda en Internet.

Hay empresas que ya exploran la posibilidad de convertirse en ‘brokers’ de datos de los ciudadanos

A algunos este escenario no les genera ninguna inquietud. Pagar con información propia abre también la puerta a la promesa de servicios personalizados y atención individualizada. Sin embargo, los corredores de datos no se limitan a cruzar detalles de lo que compramos, con quién interactuamos y qué nos gusta. Este comercio incluye también, y cada vez más, historiales médicos, datos fiscales y de renta o datos bancarios. El tipo de información que puede determinar si se nos concede un crédito, si se nos ofrece un seguro médico más o menos caro o si conseguimos un trabajo. De repente, el precio pagado con información personal emerge como algo totalmente desproporcionado e incontrolable.

Al aceptar nos convertirnos en el producto, pues conviene no olvidar que aceptamos también que se nos pueda acabar apartando del juego, escondidos o ignorados porque nuestro perfil no aporta la solvencia, salud u obediencia esperada.

Gemma Galdon Clavell, doctora en políticas públicas y directora de investigación en Eticas Research and Consulting.

FUENTE: http://tecnologia.elpais.com/tecnologia/2015/06/12/actualidad/1434103095_932305.html

Poco a poco y sin que nos demos cuenta nos transformaron en consumidores y también en otro producto mas. Actualmente ya somos esclavos digitales sujetos de explotación y uso por parte de quienes tienen el poder para hacerlo según les parezca.  Edward Snowden con sus filtraciones sobre lo que hace EE.UU. espiando a todo el mundo en la red y los celulares, lo confirmó.

Si estos datos lo colocan en el contexto de los negocios o de una futura guerra ó va a parar a manos de delincuentes o terroristas internacionales (pentágono-OTAN), ya se imaginarán cuan sensible y ventajoso puede ser. Xel

, , , , , , , ,

No Comments